Turismo del Campo de Gibraltar

Castillo Fortaleza Castellar de la Fra

La Villa Fortaleza de Castellar de la Frontera está construida sobre un promontorio rocoso a 248 metros sobre el nivel del mar. Su localización en un lugar alto y seguro ha permitido a distintos pobladores la vigilancia y custodia de sus dominios a lo largo del tiempo. Varios son los pueblos que se asentaron sobre este lugar, entre ellos iberos, romanos, visigodos y musulmanes. Pero fueron estos últimos los que nos dejaron el notorio ejemplo de fortificación defensiva, que construían como consecuencia de las invasiones y luchas contra los cristianos. Elevada sobre un antiguo asentamiento romano, los orígenes de la fortaleza datan del siglo X. No obstante, fue en los siglos XIII y XIV cuando se construyó el recinto defensivo tal como se conoce hoy. La fortaleza está enclavada sobre un montón de piedra arenisca dura, con libre ventilación y clima saludable, padeciéndose calenturas en verano. Está cercada de fuertes murallas, fuera de las cuales no se puede dar un paso que no sea un despeñadero, excepto alguna vereda difícil. Desde allí se descubre Gibraltar, El Estrecho, Ceuta y gran parte del Mediterráneo. Tiene 70 casas, un ayuntamiento, cárcel y un castillo del Marques de Moscoso. Los elementos arquitectónicos de la Fortaleza han sufrido transformaciones e incluso se introdujeron otros nuevos ya en época cristiana, a partir de que don Juan de Saavedra incorporase la plaza defensiva a la dinastía cristiana en el año 1434. Antes de acceder al interior de la villa hay que pasar por dos torres albarranas, que servían de defensa en la entrada principal y que, junto a las barbacanas y doble muro, formaban un bloque defensivo inexpugnable. En los muros y barbacanas se abren unas saeteras que servían para disparar desde ellas al enemigo. El acceso a la villa se hace mediante una puerta en el muro principal. Esta, a su vez, estaba también defendida mediante una buhedera, orificio abierto justo en la parte superior, desde donde se arrojaba sobre los atacantes aceite o agua hirviendo. Sobre la puerta de entrada a la villa se encuentra el Alcázar. Es el lugar que los Señores de Castellar adquirieron como residencia para vivir. Es un edificio de forma alargada donde se localizan dos torres, la del Homenaje y otra de construcción reciente. Es el edificio que más trasformaciones e incorporaciones de nuevos elementos ha experimentado, aunque algunas de sus partes son originales. El conjunto arquitectónico está rodeado por una muralla que varía de altura debido a la irregularidad del terreno. En esta muralla se localizan nueve torres de flanqueo cuya misión era defender los ángulos muertos. A su vez, estaba defendida por una barbacana, doble muro situado delante del principal para impedir el asalto de los atacantes. Una vez dentro de los muros, se ingresa en uno de los escasos ejemplos de núcleo habitado dentro de las murallas de un castillo: el antiguo pueblo de Castellar.

Infraestructuras

Aparcamiento gratuito, punto de información turística junto al Castillo, hotel, restaurante y casas rurales.

Contacto

  • .

De Interés

  • Recurso Turístico
  • Horario: Libre
  • Libre

Reservar ahora!

¿Qué hay cerca?

Dónde Comer
Dónde Dormir
Qué Hacer